Instituto Ananda
Psicología / Psicoterapia
Sancho Ramirez, 5 bajo
31008 Pamplona
948 251552

Psicología de Intervención Social
Definición, funciones y ámbitos de actuación
Colegio Oficial de Psicólogos

La PSIS es una actividad profesional de una de las ramas de la psicología que en su evolución histórica
surge como respuesta a la necesidad de analizar y actuar sobre los problemas de las interacciones
personales en sus diversos contextos sociales. Su continua acción, reflexión e investigación tiene como
principal marco de referencia la Psicología Social, la Antropología, la sociología y otras disciplinas afines

Los problemas que afronta tienen que ver con los múltiples niveles y con los procesos complejos que
encierra la relación entre el individuo y su contexto social, especialmente con los procesos que tienen
que ver con la forma en que las necesidades individuales y colectivas son satisfechas en ese medio social

Lejos de definir los problemas desde un análisis individual, la PSIS ha ido desarrollando
procedimientos e instrumentos para tratar de evaluar e intervenir sobre procesos sociales
complejos y dinámicos que aborden no sólo el componente individual y/o grupal sino también las
estructuras sociales, políticas, económicas, etc., que lo envuelven y le dan sentido.

A lo largo de su desarrollo podríamos afirmar que los modelos de competencia social y ecológico
han sido los que mayorrepercusión han tenido en la metodología de este ámbito.
Aunque históricamente el desarrollo de la PSIS está estrechamente ligado al de los servicios
sociales, en la actualidad el enfoque se dirige hacia nuevos y más amplios conceptos. En este sentido
cabe decir que este nuevo ámbito busca mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas,
superando el anclaje conceptual que venía sufriendo la PSIS con respecto a términos como marginación,
inadaptación, pobreza, etc.

Como ha sucedido en otros ámbitos profesionales, donde se han ido superando enfoques centrados en
la carencia, el déficit y la patología, para pasar a una intervención proactiva, preventiva y de mejora
de la calidad de vida, en el caso de la intervención social los esfuerzos se dirigen hacia enfoques que
buscan el desarrollo en personas, grupos y comunidades de las necesarias habilidades y competencias
para analizar mejor su realidad social y buscar las soluciones más adecuadas.

En este sentido cabe hablar de los objetivos de la intervención social como aquellos que consisten en
reducir o prevenir situaciones de riesgo social y personal, ya sea mediante la intervención en la
solución de problemas concretos que afectan a individuos, grupos o comunidades aportando
recursos materiales o profesionales,o mediante la promoción de una mayor calidad de vida.
Esas situaciones de riesgo están referidas cuando hablamos de intervención social, a la falta de
cobertura de necesidades humanas muy básicas que se encuentran directamente
condicionadas por el entorno social: necesidades de subsistencia, convivencia e integración social,
participación acceso a la información y a los recursos sociales, igualdad de oportunidades,
no discriminación, no exclusión social, etc.

Por la complejidad de los objetivos de la intervención social se debe destacar que ésta requiere
un abordaje interdisciplinar en el que las relaciones del psicólogo con los trabajadores sociales, abogados,
sociólogos, economistas, y otros profesionales se convierten en un factor esencial para el alcance de
sus objetivos.

Funciones
En el ámbito de la PSIS el psicólogo desarrolla las siguientes funciones:
1. Atención directa
Esta faceta se comparte de modo general con otros muchos ámbitos de la
psicología aplicada en los cuáles el psicólogo interviene directamente
con la población objetivo de los servicios para evaluación, orientación
y/o solución de problemas. Esta atención directa puede realizarse de formas
muy diferentes según se trate de atención directa a individuos, grupos o
comunidades. A modo de ejemplo en el primer caso podría tratarse de una
valoración u orientación de una persona mayor para una medida de alternativa
a la convivencia (residencia de tercera edad, vivienda tutelada, etc.).
En el segundo caso, atención grupal, podría ejemplificarse con las
intervenciones con grupos de autoayuda, como en el caso de
intervenciones con padres con problemas de relación con sus hijos.

Finalmente, en el nivel comunitario, podría citarse el trabajo desde programas
de prevención de malos tratos a la infancia. Sin embargo, una nota característica
que merece subrayarse es la orientación que la atención directa tiene hacia la
construcción de habilidades, competencias y recursos que permitan al destinatario
de la intervención enfrentar sus problemas con mayores posibilidades de éxito.

2. Asesoramiento y consultoría
Como uno de los rasgos más distintivos de la intervención social destaca esta
función profesional en la cual el psicólogo realiza un trabajo dirigido no al
cliente de los servicios, sino al personal o a la dirección de programas o
servicios, respecto de su funcionamiento, implementación, opciones alternativas,
superación de crisis. Se trata en este caso de una intervención indirecta
en la cual el psicólogo de la PSIS intenta obtener un efecto multiplicador
al orientar y asesorar a aquellos que están en contacto con la población objetivo.

3. Dinamización comunitaria
Desde el modelo comunitario aparece con fuerza la intervención del psicólogo
que persigue una mayor conciencia de comunidad y la dinamización del potencial
de recursos que ella encierra. La posibilidad de reconstruir un tejido social
más solidario creando flujos de apoyo en la comunidad, la promoción de
movimientos asociativos, el impulso a la generación de proyectos nacidos
de las propias necesidades de cada comunidad, etc., suponen en la actualidad
un tipo de intervención muy relevante en la PSIS.

4. Investigación
Una función especialmente necesaria es la realización de prospecciones,
estudios y trabajos de investigación que contribuyan al avance del cuerpo de
conocimientos que sustentan esta actividad profesional. A partir del importante
peso relativo concedido a las técnicas de investigación dentro del curriculum
formativo del psicólogo, éste se encuentra en una situación privilegiada
para desarrollar este tipo de labor en un campo que plantea
excepcionales retos debido a la compleja red de factores que se encuentran
actuando en cualquier problemática social.

5. Planificación y programas
La intervención social suele entrañar una gran complejidad, atendiendo
a la complejidad de los fenómenos sobre los que actúa. En este sentido
se hace necesario un trabajo de planificación y programación para alcanzar
el óptimo grado de estructuración de los componentes de la intervención
(definición de la población destinataria, objetivos
creación de servicios, recursos, etc.)

6. Evaluación de programas
Como un aspecto que destaca por la importancia que entraña para las tomas de
decisiones, la evaluación de programas se refiere al estudio sistemático
de los componentes, procesos y resultados de las intervenciones y programas.
En este caso también la formación del psicólogo en técnicas de evaluación
y diseño junto al conocimiento del ámbito concreto de trabajo, le permite
obtener una posición ventajosa para realizar esta función esencial a cualquier

7. Dirección y gestión
Dentro de las estructuras de servicios y programas de intervención social los
psicólogos también se han ido incorporando a los niveles de dirección y gestión,
tanto en la Administración como en la iniciativa privada.

8. Formación
Como en otros campos de la psicología aplicada el psicólogo diseña y realiza
actividades formativas Sin embargo, en el caso de la PSIS, dada la carencia de
una formación universitaria sólida (hasta fechas muy recientes), las actividades
formativas han tenido una gran demanda y han supuesto una función muy
importante tanto en la formación de los propios psicólogos como por la aportación
que supone para otros profesionales de la intervención social.

Procedimientos, Técnicas e Instrumentos
Además de las técnicas y procedimientos que comparte con los profesionales
de otros campos de la psicología aplicada, se pueden destacar algunos
aspectos metodológicos que caracterizan específicamente este ámbito.

1. Intervención grupal
En la PSIS el psicólogo trabaja frecuentemente con grupos para alcanzar
objetivos que únicamente con esta metodología son posibles. Se trataría de
intervenciones centradas en la ayuda mutua, desarrollo de la solidaridad,
participación ciudadana, competencia para el análisis de situaciones y tomas de
decisiones que afectan a un colectivo, habilidades de trabajo en equipo, etc.
Las técnicas de intervención grupal permiten al psicólogo desarrollar objetivos
de organización y dinamización comunitaria.

2. Intervención y terapia familiar
Como un caso muy específico y de obligada referencia para muchos de los
sectores de intervención social, el grupo familiar se convierte en escenario
frecuente del trabajo del psicólogo En este caso existen múltiples conexiones
con los modelos de intervención familiar que desde la psicología clínica se han
planteado, aunque adaptándolos a los objetivos sociales propios de este
ámbito. Un aspecto que atrae especialmente la atención de los profesionales
y en el que existen en la actualidad notables avances, es el que se refiere a la
necesidad de realizar evaluaciones del grupo familiar (como en los casos de
desamparo infantil) para llegar a elaborar juicio de capacidad o competencia
de la familia para cumplir con sus obligaciones. Otro tanto cabe decir de las
intervenciones en sectores como la tercera edad.

3. Técnicas de mediación
Partiendo de que es consustancial a este contexto de intervención la aparición
de situaciones donde entran en conflicto los intereses de distintos grupos o
personas, el psicólogo debe utilizar las técnicas de negociación y mediación
que le permitan reducir este tipo de conflictos sociales
y avanzar en la resolución de problemas.

4. Técnicas de evaluación e intervención ambiental
La psicología ambiental, en su desarrollo desde los años sesenta ha ido
encontrando muchos puntos de convergencia con las preocupaciones de la PSIS.
Como es lógico, la concepción de lo social como una parte del ambiente que
rodea a todo individuo, ha permitido a los psicólogos de la intervención social
incorporar técnicas y procedimientos desarrollados desde la psicología
ambiental que resultan idóneos para su trabajo. Los modelos ecológicos
y las técnicas que de ellos han ido derivando, como es el caso de ecología
social de Moos, la psicología ecológica de Barker o la ecología del desarrollo
de Bronfenbrenner, han supuesto una fuente importante de recursos para
diseñar y programar intervenciones.

5. Técnicas de investigación social
Como es lógico, esta metodología encuentra un campo de aplicación importante
en la PSIS Las encuestas, los grupos estructurados, paneles de discusión,
el método Delphi, los indicadores sociales, los inventarios de recursos, entre
otras muchas técnicas, permiten al profesional de la PSIS cumplir con
sus funciones de investigación y evaluación.

Colegio Oficial de Psicólogos
Extracto de Psicología de Intervención Social
Página web del Colegio.

gestalt@institutoananda.es

© Copyright ana berruete y melchor alzueta. abril 2.002. actualización: - 10/07/2015