Instituto Ananda
Psicología. Psicoterapia
Sancho Ramirez, 5 bajo
31008 Pamplona
948 251552

Fritz Perls

Reglas, y técnicas de Gestalt

En su primera obra Yo, hambre y agresión, Perls propone el mismo
nombre para su terapia y su método, terapia de concentración, presenta los
principales elementos integrantes de la gestalt, y las instrucciones concretas
que da sobre su empleo con vistas a ese último fin de
"volver a lograr el sentimiento de nosotros mismos", son las siguientes.

Reentrenar activamente los sentidos

......Requiere un esfuerzo darse cuenta de que la percepción es una
actividad y no una simple actitud pasiva......
Es un entrenamiento encaminado a hacernos conscientes del juego de figura - fondo
que constantemente, nos demos cuenta, o no, estamos creando en todo momento y en
toda situación, dentro y fuera de nosotros. Se trata de poder así responsabilizarnos de ello.

Concentrarse en las propias sensaciones corporales.

El reentrenamiento de los sentidos, sobre todo en el interno, facilita la capacidad de
concentrarse en general en las propias sensaciones corporales, y por tanto en los síntomas.
Es la toma de conciencia de lo que es real y propio en cada situación.
Reprimimos funciones vitales con contracciones musculares, el sistema motor ha
perdido en gran medida sus funciones como sistema operante, y a través de la retroflexión
se ha convertido en carcelero, más que en auxiliador de importantes necesidades biológicas.

Por esto, el concentrarse en las propias sensaciones, dejándolas aparecer sin forzarlas,
para permitir que surja la gestalt escondida y tener la capacidad de distinguir "quién soy yo"
en mis propias sensaciones. Enfrentando a los hechos (al síntoma), desde la indiferencia
de contacto plena de la concentración, y no desde la compulsión a la evitación, esto permite
que aflore la gestalt reprimida y tener la oportunidad de cerrar el ciclo interrumpido en su día.

Concentrarse en el presente

"El sentido de la actualidad". La autorrealización solo es posible cuando la conciencia
espacio-temporal penetra en la percepción de la identidad de la realidad y el presente.
Hay muchas personas con gran dificultad en captar que "ese algo siempre cambiante, elusivo
e insustancial, es la única realidad que existe", el momento es este, y cuando lo llevo a
conciencia ya existe un nuevo momento, que es una nueva realidad. Es la importancia de
darse cuenta que no hay otra realidad más que el presente. Se trata de no escapar de lo que
hay. El sentido de actualidad significa la experiencia de este mismo segundo, no lo que acaba de suceder.

La huida hacia el pasado corresponde a personas que consumen toda su energía en quejas, o en
descubrir causas fuera de sí mismas, personas que prefieren culpar a algo que sucedió en el
pasado en vez de dar pasos para remediar la situación presente.
La huida hacia el futuro, son los sueños diurnos de todo tipo, sueños para huir del presente
tratando escapar de la frustración del momento. Para curar esta disfunción hay que aprender
a enfrentarse a situaciones desagradables que la persona cree que no podrá tolerar, ser
desgraciado con lo desagradable, para que esta misma se vuelva beneficiosa.

Concentrarse en el "cómo" y no en el "porqué"

No interesan las explicaciones sino los hechos. Es preferible abandonar las explicaciones
causales de los acontecimientos y limitarse a una descripción de ellos: ¿cómo?, en vez de ¿porqué?,
a través de preguntas que refuerzan el contacto con el presente, resulta posible recuperar la
intuición, la conexión de lo espontáneo (lo que se siente emocional-instintivo), y lo deliberado,
(lo racional, lo que se piensa). A través del contacto pleno con un síntoma neurótico estamos en
posición de eliminarlo. Esto es una ayuda a la concentración en el presente.

Comunicar cuanto se experimenta y respetar las resistencias

Para que el paciente recupere las partes aisladas o alienadas de la personalidad, debe comunicar
al terapeuta todo cuanto experimenta en cualquier nivel, sin excluir nada, pero también sin que
esto suponga tener que hacer esfuerzo. Para abarcar toda la situación orgánica la comunicación
comprende la experimentación mental emocional y física

Las resistencias en gestalt no son obstáculos a superar o destruir, son energías valiosas que ayudan
al paciente a superar sus impulsos o a enfrentarse a lo que vive como exigencias del exterior, no se
pueden destruir, ya que si les priva de estas funciones de resistencia y dominio de sí no les queda
nada que les interese. Perls distingue resistencias somáticas, intelectuales y emocionales,
en todos los casos están presentes las tres, pero en la mayoría de los casos uno será el aspecto dominante.

  • La intelectual es cuando el paciente acepta lo que dice el terapeuta, todo lo piensa pero no lo
    siente, es el vagabundeo mental, la escucha cortés, el paciente en realidad no escucha, asiente.

  • Las somáticas son la hiperestesia, actividad sensorial acrecentada, y la desensibilización o anestesia,
    es la función negativa o deficiente a través de la que el paciente evita la percepción de ciertas cosas.

  • Las resistencias, inhibiciones, emocionales conllevan un envenenamiento emocional, causas
    posibles son, los sentimientos de vergüenza y turbación, (instrumentos primarios de las represiones),
    provenientes de la reprobación y desaprobación de cuando el paciente era niño, que en la
    actualidad lo llevan a evitar el contenido emocional negativo. Lo primero es enfrentar , expresándolos,
    por desagradables que resulten, esto hace aflorar la gestal escondida que representa la emoción
    reprimida, pero ahora, al poder identificarse con ella en vez de alienarla, podrá llegar a descargarla
    y quedar liberado. Se debe permitir que la vergüenza, la repugnancia, la turbación y el miedo
    rompan la superficie, se hagan conscientes. La conciencia y la capacidad para soportar
    emociones no deseadas son la condición para una curación con éxito, se descargarán estas
    emociones cuando hayan llegado a ser funciones del ego. Este proceso, y no el proceso de
    recordar, constituye la vía regia a la salud. La capacidad para soportar emociones
    desagradables se requiere no sólo en el paciente sino más aun en el terapeuta.

Evitar el lenguaje interpersonal y hablar en primera persona

Evitar la responsabilidad y evitar el lenguaje del ego están íntimamente relacionados.
Usar el lenguaje del yo como medio para reforzar la propia asunción de responsabilidad, es la necesidad
de asumir la responsabilidad de los propios síntomas, ya que sino transformamos los síntomas
neuróticos en funciones constantes del ego es imposible la curación. Es identificarse con la gestalt
escondida tras ellos y llevarla a cumplimiento, dejar de alinear, dejar de considerar como ajenos
los sentimientos reprimidos que el síntoma oculta. Usar la primera persona, usar el ego,
ayuda a reapropiar partes repudiadas o proyectadas de nosotros mismos y por tanto desarrollar
quien realmente somos. Estas proyecciones de culpa tienen la ventaja de proporcionar
un alivio temporal, pero privan a la personalidad de las funciones del ego de contacto,
identificación y responsabilidad.

Asimilar las proyecciones y anular las retroflexiones

Reapropiarse de partes repudiadas de uno mismo, para ser uno mismo enteramente.
Proyecciones
Dice Perls que el psicoanálisis toma por transferencia lo que en muchos casos son
proyecciones sobre el terapeuta de rasgos propios o negados por el paciente, y que no
corresponden para nada con personas importantes de su infancia, es eso lo que explica,
dice Perls, que la mera disolución de la transferencia, por el mero descubrimiento del patrón
original, no se tiene porqué traducir en la desaparición de la neurosis, es más, sigue quedando
por parte del paciente la necesidad de asimilar sus proyecciones, es decir, incorporar como
parte de su sí mismo esas partes negadas de su propia personalidad.

  • El primer paso es la toma de conciencia de las proyecciones, cosa que parece ser todos
    negamos. Siempre y cuando una persona proyecta, estará muy inclinada a racionalizar y
    justificar sus proyecciones.

  • El segundo paso es asimilar las proyecciones, reconocer que pertenecen a la propia
    personalidad de uno. Perls dice que introyectando las proyecciones corremos el riesgo de
    caer en paranoia, habla de llegar hasta el núcleo, hasta el sentido de toda proyección.

  • Siguiente paso es, llegar a eliminar la tendencia a proyectar. Para esto necesitamos dos pasos:
    1. "Suprimir al frigidez anal y oral, para poder establecer la frontera adecuada entre
      la personalidad y el mundo exterior

    2. "Aprender a expresarse uno mismo con plenitud, evitar el lenguaje impersonal, y expresiones
      como "yo creo", "me parece", "me pregunto"…que hacen nebulosa cualquier emoción definida.

    La proyección entraña contraer músculos a través de los que se expresarían las emociones,
    necesitamos recuperar las funciones motoras inhibidas.

Retroflexiones

En la retroflexión la personalidad se escinde en dos partes, una activa y consciente y otra
negada y pasiva, por lo que la persona que dirige una acción al mundo, acaba inhibiéndola y
volviéndola contra sí mismo, contra su parte negada o prohibida, debido a algún mandato o
prohibición (introyecto). Este es un conflicto entre las necesidades de la persona y las necesidades
del medio ambiente, cuando estas han sido introyectadas vía idealización, o conciencia moral,
el conflicto trasciende la esfera social y entra de lleno en el campo de la moral.

"Tan solo cuando aprendemos a equilibrar entre egoísmo y altruismo, entre identificación con los
requerimientos propios y los de los demás, alcanzamos la paz mental.
El funcionamiento armonioso entre persona y sociedad depende de :
Amarás a tu prójimo como a ti mismo", no menos, pero tampoco mas."

Posteriormente Perls, en "Teoría y técnica de la integración de la personalidad", afirma que
su técnica está basada en la función y el experimento, siendo la meta la integración y el método
la ampliación de conciencia para re-apropiarse de lo alienado. Ya no habla de concentración
pero si de auto observación y capacidad de darse cuenta.

Opone a la asociación libre de Freud, el registro de lo obvio en el aquí y ahora, insistiendo
en que lo real es lo actual. Propone cambiar la resistencia en asistencia. Desestima el
análisis de la transferencia sustituyéndolo por experimentos en el presente que facilitan la
experiencia de aceptación/rechazo. Responsables de la neurotización son las emociones
perturbadoras, miedo, vergüenza, disgusto y ansiedad.

Lo que transmite Fritz en esta época es el experimento y la conciencia, orientados ambos
a cambiar la función neurótica por otra más integradora, a través de la transformación de las
resistencias (alienación), en fuerzas cooperadoras (identificación)

Es en el 69 cuando estructura una metodología de la gestalt en cuanto a: Reglas y Juegos
Juegos:
Técnicas o experimentos concretos sacados de la práctica de Fritz,
la conjunción de reglas y juegos ayudó a dar una mayor coherencia
a las técnicas de gestalt que hasta ese momento habían sido expuestas.

Reglas,
son propuestas de actitud respecto al encuadre gestáltico, no son ni mandatos
ni dogmas y se presentan al principio de la terapia para aclarar su función y
la importancia de integrarlas en nuestro lenguaje, son las siguientes: