esclahartmanp4

Mundo Sistémico

Escala de valores.
Robert S. Hartman.
Mundo Sistémico.

Externo.
“El ser humano que no siente la infinitud absoluta de su propio valor tiene una conciencia débil” (R. Hartman)
Externo / Proyección hacia afuera.
Mundo Sistémico: Ideas.
SISTÈMICO EXTERNO: Mi yo con ellos (la autoridad, el sistema exterior).
Capacidad Para Discernir El Sistema Y El Orden En El Mundo.
Bloqueo En Su Capacidad Para Discernir El Orden Del Mundo. Factor De Rebeldia
Yo y la AUTORIDAD (la norma externa) EL PADRE. Todas las figuras que representan autoridad. Conjunto de normas, reglas, leyes que funcionan con un sistema establecido exterior. Es una norma del ambiente: Ley. Orden. El orden de forma general.
Es una intelectualizaciòn: Idealización, sumisión y negación de la autoridad representan dependencia respecto de la autoridad (enganche en ello). Cuando es una auto afirmación es comparativo. DESCONFIANZA
En la dimensión intrínseca lo valorado se vuelve único, en la extrínseca hay una enorme gama de valores y en la dimensión sistémica la valoración es blanco – negro, o se es perfecto o no se es. Una persona tiene un valor intrínseco transfinito como individuo, cualidades que forman su faceta extrínseca y cumple su función pública y privada en el desarrollo de roles sistémicos.
Dimensión sistémica. Súper-yo, las ideas.
Se concreta en las normas, pautas y patrones que forman el conjunto de reglas o principios de la persona. Es el reino del sentido, que incluye pensamientos, ideas, conceptos formales, interpretaciones, creencias, dogmas, intuiciones económicas, políticas, religiosas y culturales. Construcciones mentales que no tienen existencia real en el espacio – tiempo sino solo de forma aproximada, definiciones construidas con un pequeño número de cualidades que pueden cumplirse o no, por tanto los valores aplicables en este ámbito oscilan entre uno y cero, según se cumpla la definición. Cuando el número de propiedades es finito y de numerable hablamos de la dimensión sistémica.
Se mide por el grado de cumplimiento de una construcción formal. Su lenguaje es técnico y la forma de pensar dogmática o esquemática, siendo los sistemas científicos sus ejemplos de aplicación, su característica distintiva es la construcción mental, con una gama de valoración de perfecto o de no valor y conceptos sintéticos o constructivos.
Papa es quién ayuda a llevar a cabo los ideales, mama es más receptiva, es quien da los ideales propiamente, el que los ayuda a llevar a cabo es papá.
Sistémico.
Así como el Intrínseco es el YO y el Extrínseco es el ELLO, el Sistémico es el SÚPER YO. Y en su función normativa y de juicio de valor actúa presionado la voluntad del ello y el sentir del yo. Dota al pensar de ideales, principios y normas que son los que nos mueven a poner en marcha los medios que nos lleven a la consecución de nuestros fines.
Propiedades finitas discretas de numerables (si / no). Clase definitoria con conceptos sintéticos o constructivos. Nivel de abstracción máximo e intención o grado de contenido mínimo. Gama de valoración perfecta o no valor en una construcción menta. Lenguaje técnico, con pensamiento dogmático o esquemático.
El sistémico externo está compuesto de la imagen física del padre, el ideal de la figura del padre, y el mensaje recibido. Estas figuras componen una triple polaridad:
• La imagen física contempla dos variantes, por un lado, la imagen real del padre, la figura de autoridad y su concreción en el mundo, y por otro lado la nutrición recibida, en cuanto a la capacidad de situación en el mundo…
• El ideal de la figura queda enmarcado en la integración del rol masculino en general y en la concreción del ideal propio.
• El mensaje recibido es tanto en cuanto al mensaje verbal, como al mensaje en acción, y su equidistancia o contradicción.
Esta comprensión del sistémico externo en cuanto a la figura paterna da lugar también a tres polaridades;
• Por un lado la concreción de ambos ideales, tanto propio como de género;
• Por otro lado, la integración del mensaje recibido junto con la presencia y el recuerdo físico.
• Y de una tercera parte lo que nos dice, su expresión verbal, que se integra junto con la percepción de lo recibido en realidad.
El padre que abre la puerta del mundo al niño, cuando este comienza su socialización, es el que da pautas al niño para que comience a ver el orden y el sistema en el mundo. Es la figura de referencia obligada para que el niño establezca un vínculo relacional con la autoridad que él representa.
Valoraciones del Sistémico:
1. No bloqueo y objetivo:
Objetividad con norma externa y figuras de autoridad con J + y N -: ideales catapultados hacia el otro, ( adoración del otro)
2. No bloqueo y de valoración:
Cuestionamiento de la figura de autoridad aunque no esté en rebeldía. Es desconfiado con la autoridad aunque tiene una relación adecuada. Baila la figura del padre. Persona crítica y creativa, con tendencia a ser autoritario.
3. No bloqueo y sobrevaloración:
Buscan personalidades investidas de autoridad y son incondicionales con ellas. OBEDIENTES a la autoridad. Paternalistas en el ejercicio de la autoridad.
4. Bloqueo y objetivo:
Rebelde sin causa. Conflicto concreto con la autoridad sin que le afecte a la estructura
5. Bloqueo y de valoración:
Dificultad de identificar los valores paternos. Busca figuras fuertes de autoridad y él es autoritario. Se quiere cargar la autoridad. El ejerce de dictador. Yo soy el “anti orden”, el caos.
6. Bloqueo y elevada de valoración (22/ -22):
Sociópata, negación de la autoridad.
7. Bloqueo y sobrevaloración:
“Yo soy el orden”, dificultad para delegar. Más papista que el Papa.
8. Bloqueo y elevada sobrevaloración:
Cortadores de cabezas con la ley en la mano. Cumplen estrictamente lo que hay que hacer, pero en el sentido de lo que a mí me toca es esto estrictamente es un juicio con negatividad.
Sistémico ALTO: Racionalización, sobre identificación con los valores del mundo externo. Cuando cae el sistémico, es el valor más bajo de los tres con diferencia, ejpl:
32 -26
47 -47 PERSONA DE CORTA CAPACIDAD INTELECTUAL
19 -15
Interno.
INTERNO / Proyección hacia dentro.
SISTÉMICO INTERNO Yo, mi, me, con ellos.
Dimensión SISTÉMICA: Súper yo- ideas.
La madre- la norma interna- los ideales- los objetivos- las metas- los proyectos. LA CAPACIDAD PARA DISCERNIR EL SISTEMA Y EL ORDEN DENTRO DE SI. El primer ideal del niño es satisfacer a mama. Las expectativas de la madre “ser” en su hijo. Tiene que ver con el “ser”, mensaje “se bueno”, unido a conceptos morales o religiosos. Se relaciona con nuestras creencias, “creo” que debo ser. Las normas internas son cambiantes en función de la propia necesidad.
BLOQUEO en su capacidad para discernir LA NORMA INTERNA FACTOR DE RIGIDEZ.
La persona se convierte en juez interno, persona exigente de férrea voluntad (sumisión). Si la norma se proyecta en los demás, su aspecto polar es la intransigencia. Principio de norma MORAL, norma internalizada (familia, sociedad). Conjunto de normas, reglas, leyes, con un sistema establecido (debe ser…)
El amor de la madre es incondicional y como tal es más desinteresado que el cariño paterno. Norma interna de una manera estricta y poco flexible, dificultad para adaptarse a situaciones nuevas. Es una norma de UNO MISMO, es muy enraizada, poderosa, y difícil de cambiar, los cambios que se dan en la estructura son muy lentos, muy significativos. Es una intelectualización. Racionalización. El SÚPER-YO. Perro de arriba (tienes que…)
Al transgredir el sistémico interno sobreviene la culpa y el castigo, el pecado es la trasgresión, pero la culpa no redime, son conceptos morales, éticos, religiosos.
Cuando está sobrevalorado y unido a un Intrínseco de valorado es el galgódromo, (perro de arriba / perro de abajo), se produce tensión interna entre intrínseco y sistémico. Nunca se pueden alcanzar los ideales maternos porque son impuestos, no son propios. Los imperativos morales maternos no se pueden realizar, esto puede conducir a la culpa y a la falta de autoestima, demasiada auto exigencia marcada por el súper ego en función del yo.
Mama puede pero yo no. Ideales demasiado grandes y yo demasiado pequeño. En última instancia desaparece la persona como individuo y pasa a ser la viva imagen de las exigencias de la madre. El IDEAL nos sirve para llevar a la práctica algo que le conviene al YO.
El mundo sistémico interno se concreta en las normas, pautas y patrones que forman el conjunto de reglas o principios de la persona. Es el reino del sentido, que incluye pensamientos, ideas, conceptos formales, interpretaciones, creencias, dogmas, intuiciones económicas, políticas, religiosas y culturales. Se mide por el grado de cumplimiento de una construcción formalizada.
MUNDO: ES EL yo. La idea grandiosa.
UNIVERSO: Mi Deber-Ser. El lugar donde se da la vida.
TRABAJO: La expresión de lo que yo soy.
La dimensión sistémica se compone de construcciones mentales que no tienen existencia real en el espacio – tiempo sino solo de forma aproximada, definiciones construidas con un pequeño número de cualidades que se cumplen o no se cumplen, por tanto los valores aplicables en este ámbito oscilan entre uno y cero, según se cumpla o no se cumpla la definición. Cuando el número de propiedades es finito y de numerable (n), hablamos de la dimensión sistémica.
Se mide por el grado de cumplimiento de una construcción formal. Relación con normas y autoridad. El orden de forma general. Su lenguaje es técnico y la forma de pensar dogmática o esquemática, siendo los sistemas científicos sus ejemplos de aplicación, su característica distintiva es la construcción mental, con una gama de valoración de perfecto o de no valor y conceptos sintéticos o constructivos.
El mundo interno sistémico son los propios conceptos de ideales, objetivos, proyectos y metas que tiene la persona y regula su capacidad para poder tener en calma y armonía todos estos conceptos dentro de sí. Es la enraizada norma interna que evalúa fines y medios más allá de lo que el propio concepto tenga de valioso, juzga a través su propia norma de lo que es bueno o está bien en ese momento. De que este juicio interno, esta evaluación, esté acorde o no con la realidad del momento, y la salud de la persona, depende la propia salud del mundo sistémico interno. La rigidez en la aplicación de la propia norma bloquea los contenidos sistémicos y conlleva a la intransigencia.
Valoraciones del Sistémico:
1. No bloqueado y objetivo:
Hay correspondencia entre lo que soy y lo que “debo ser”. Persona con criterio propio en la selección de su norma interna. Flexible con las normas.
2. No bloqueado y de valorado:
Madre borrosa en estructura. Poca alimentación materna. Sabe lo que no le gusta, no sabe lo que le gusta. Sobre-adaptación, Persona anti normas e ideales, que necesita encontrar referencias
3. No bloqueado y elevada de valoración:
Madre inexistente (no hay nutriente).
4. No bloqueado y sobrevaloración:
Rigidez y soberbia.
5. Bloqueado y objetivo:
Existe causa concreta de bloqueo pero no es estructural. Si es muy fuerte el bloqueo hay un juicio por sí mismo.
6. Bloqueado y de valorado:
Ausencia de figura materna, el objeto deseado (la madre) se rechaza. Situación de regresión, impresión de no haber nacido y de volver a la etapa intrauterina. Persona sobre adaptada. Personas apagadas que generan debilidad.
7. Muy bloqueado y fuertemente devalorado30 / -30:
Implica ideales no recibidos. Yo soy la falta de ideales de mi madre.
8. Bloqueado y sobrevalorado:
Persona rígida de fondo, muy crítica y exigente con la norma interna. Soberbio de ser rígido. “Tengo que poder”. Cumple estrictamente lo que hay que hacer con la ley en la mano, con aplicación muy rígida. Persona altamente idealista. Con N (en menos elevado), que de valora su trascendencia (karma). Donde pone más fe en su cambio es donde más puede de valorar su esencia.
9. Bloqueado y elevada sobrevaloración:
Perseguidor de las normas, se persigue a sí mismo. Un posible fanático.
Simbiosis Sistémica: Soy lo que tengo que ser – Tengo que ser lo que soy.
Cuando el sistémico es el menos bloqueado de las tres dimensiones: Fusión / Identificación con la madre o simbiosis (no nacido)
Cuando el sistémico se cae, es el más bajo de los tres con diferencia: Persona de corta capacidad intelectual
Es más fácil en el trabajo terapéutico reducir que inyectar ideales, esta falta conlleva una falta de entusiasmo, de empuje para hacer terapia, hay mucho pesimismo.